16/03/2018.- Carlos Cabanas señala la necesidad de dar un impulso adicional al sector lácteo en el actual contexto de estabilidad. Volver a Noticias

Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, 15-03-2018

Anima a los representantes del sector a fomentar la adhesión de sus operadores al Código de Buenas Prácticas en la Contratación Alimentaria

Pone de manifiesto el importante trabajo realizado por las organizaciones de ganaderos a favor de la integración de los productores

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, ha presidido hoy, en la sede del Ministerio, la XIV reunión de seguimiento del Acuerdo para la sostenibilidad de la cadena de valor del sector de vacuno de leche, donde ha señalado la necesidad de dar un impulso adicional que mejore la situación del sector, en el actual contexto de estabilidad.

Durante la reunión, Cabanas ha hecho balance de los dos años de funcionamiento del acuerdo, periodo en el que el sector lácteo ha sido objeto de una especial atención desde el Ministerio, tanto por las líneas de apoyo que se han ido desarrollando en el marco de la PAC, como por las diferentes medidas impulsadas dentro del Acuerdo para la Sostenibilidad.

MEJORA DE LA CADENA DE VALOR

En concreto, el Secretario General ha destacado que este acuerdo se ha constituido como un foro de encuentro entre ganaderos, industria y distribución que, junto con el Ministerio, permite canalizar y estrechar la colaboración entre las organizaciones sectoriales, lo que ha permitido dar una mayor relevancia a la Interprofesional Láctea (INLAC).

En este sentido, la creación de un Comité Consultivo de la Distribución, en el seno de INLAC, está permitiendo encauzar las relaciones con asociaciones de la distribución. De esta forma, en este comité se acordó, a finales de 2015, establecer un Protocolo de Resolución de Incidencias del Acuerdo Lácteo, para gestionar y dar respuesta a los posibles incumplimientos de algún operador al compromiso de no utilizar la leche como producto reclamo.

Asimismo, el trabajo realizado desde AICA también ha contribuido al buen funcionamiento de la cadena de suministros del sector lácteo. Desde el comienzo de actividad de esta agencia, y hasta finales de 2017, se han llevado a cabo en el sector un total de 699 actuaciones y se han propuesto 265 sanciones a diversos operadores (el 28,7% del total de sanciones impuestas).

Carlos Cabanas ha animado a los representantes del sector a fomentar la adhesión de sus operadores al Código de Buenas Prácticas en la Contratación Alimentaria (Actualmente están adheridas 22 empresas y asociaciones relacionadas con este sector).

PRODUCCIÓN LÁCTEA

En el ámbito de la producción, Cabanas ha expuesto los principales datos de evolución en estos años, donde se mantiene una tendencia al alza en las entregas de leche. En 2017 se constata un aumento del 3,4% con respecto a 2015.

Al mismo tiempo, el número de explotaciones se ha reducido un 11% respecto a 2015, en línea con la tendencia estructural de disminución, que se mantiene de manera independiente de la situación de mercado.

Mientras, el último precio disponible (diciembre de 2017) se sitúa en 32,43 €/100 kg, lo que supone un incremento del 7,7% en relación a diciembre de 2015.

Por otra parte, el número de contratos registrados y en vigor en la base de datos INFOLAC (diciembre 2017) es de 15.676, lo que indica que casi el 100% de los ganaderos dispone de contratos. Señalar que la duración media de los contratos ha pasado de 6 meses en 2015 a los 11 meses en 2017.

Cabe destacar también que se ha negociado, en el seno de INLAC, el contenido de un contrato tipo para la compra de leche a los productores con código REGA, en los años 2016, 2017 y 2018.

En su conjunto, Cabanas ha puesto de manifiesto el importante trabajo realizado por las organizaciones de ganaderos a favor de la integración de los productores, como una fórmula necesaria para mejorar sus condiciones de negociación ante la industria.

Por otra parte, el Secretario General ha apuntado que el precio medio de la leche al consumidor se mantiene estable. En este sentido, los precios de venta al público por debajo de 0,55 €/l solo representan el 2,6% del total de leche comercializada en septiembre de 2017, y hay una práctica desaparición de ofertas agresivas en los lineales.