logo

06/05/2022.- “Tenemos que defender al sector primario porque es una herramienta fundamental para garantizar el futuro de nuestro medio rural”, afirma Blanco. Volver a Noticias

Gobierno de Cantabria, 05-05-2022

El consejero de Desarrollo Rural ha reafirmado el compromiso de su departamento con los profesionales del sector durante su participación en el primer encuentro asturiano de aldeas

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha participado hoy en Asturias en el Primer Encuentro de Aldeas del Siglo XXI, organizado por el Gobierno del Principado de Asturias, y ha abogado por defender al sector primario por representar una herramienta “fundamental” para garantizar el futuro del medio rural.

Blanco ha intervenido en las jornadas para analizar la importancia del sector primario en el mundo rural y ha abogado por defender con todos los medios que tenemos “a nuestro alcance” a la actividad agraria y agroalimentaria, “que desde que se inició la pandemia ha estado tirando del carro para garantizar el abastecimiento de alimentos a la población y ahora, con las sucesivas crisis, sigue dejándose la piel por nosotros, pero está en claro riesgo y necesita de la ayuda de toda la sociedad”.

Por ello, ha abogado por poner en valor de forma efectiva la relevancia de la agricultura, la ganadería y pesca como productores de alimentos y ha reafirmado el compromiso de apoyo “claro y decidido” del Gobierno de Cantabria con la forma de elaborar alimentos que tiene los productores locales con el fin de evitar la dependencia alimentaria del suministro exterior.

“Debemos luchar por la soberanía alimentaria y la producción de alimentos de calidad y responsables con el medio ambiente y el mantenimiento de las economías rurales”, ha defendido Blanco, quien también ha puesto en valor la importancia de la ganadería a la hora de ocupar el territorio, mantener el paisaje y conservar la biodiversidad.

Consciente de que la desaparición de ganaderos y agricultores del campo conllevará más despoblación, el consejero cántabro ha hecho una llamada de atención hacia la futura Política Agraria Común (PAC) para que contemple, entre sus objetivos, la lucha contra la despoblación que “tanto defendemos desde Cantabria para impulsar un desarrollo rural que implique un compromiso con el territorio y con el medio ambiente”.

“La despoblación en el medio rural tiene consecuencias, no sólo para la actividad económica, sino también para el mantenimiento de actividades básicas para la preservación del medio ambiente, la prevención de incendios y el mantenimiento del patrimonio cultural, histórico y etnográfico”, ha advertido Blanco.

En este sentido, ha recordado que Cantabria cuenta con una Estrategia frente al Reto Demográfico y Lucha contra la Despoblación y un Consejo Asesor que está trabajando para desarrollar un anteproyecto de Ley sobre la materia porque “nos hemos tomado muy en serio este problema”.

Amenaza “muy seria” del lobo

No obstante, ha lamentado que el Gobierno de España, a través del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfica (MITERD), no atienda la necesidad “urgente y vital” de los ganaderos de Cantabria de realizar controles de lobo, como se ha solicitado por la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, con el fin de equilibrar la necesaria convivencia entre esta especie y la ganadería extensiva, tal y como establece el Plan de Gestión de Lobo de Cantabria.

“Ahora mismo nos encontramos con la mayor parte de las explotaciones ganaderas subiendo a pastos estos días y no sabremos cuantas de esas vacas, caballos, ovejas y cabras volveremos a ver porque están dejando que el lobo campe a sus anchas por nuestros montes”, ha advertido Blanco, quien ha defendido que el único que puede controlar al lobo es el hombre, pero “no nos dejan” y eso, ha advertido, “puede traer unas consecuencias muy negativas para todos, incluida la paz social que hemos logrado en Cantabria en los últimos años con nuestro Plan de Gestión”.

En cualquier caso, Blanco ha asegurado que Cantabria “hará todo lo posible” para que el MITERD autorice a realizar controles de lobo y, mientras se resuelva el recurso judicial presentado por el Gobierno de Cantabria para retirar la orden ministerial que regula la inclusión del lobo en el LESPRE y que la Audiencia Nacional ya ha admitido a trámite, la Consejería “seguirá peleando sin descanso” para que el Ministerio responda a las peticiones de la región.

“La orden del Ministerio que actualmente está en vigor se ha hecho contra el criterio técnico y jurídico de las comunidades autónomas que hemos conseguido, gracias a la gestión realizada, conservar a la especie y que albergamos en la actualidad la práctica totalidad de ejemplares de lobo de nuestro país”, ha opinado Blanco, quien ha insistido que el productor tiene que poder vivir de su actividad agraria en el medio rural.

Por ello, se ha mostrado partidario, entre otras políticas, de asegurar el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria para poder garantizar la sostenibilidad de las explotaciones y que los productores consigan precios que cubran, al menos, los costes de producción, al tiempo que demostrar a una parte de la sociedad que no somos tan contaminantes como algunos se empeñan en afirmar”.

También ha defendido la relevancia de la producción local y del consumo del kilómetro cero que en el caso de Cantabria tiene una muy buena representación de productores, así como la apuesta de orientar las intervenciones de Cantabria en la futura Política Agraria Común (PAC) hacia el relevo generacional, mediante una elevada aportación al establecimiento de jóvenes y nuevos agricultores.

En este sentido, ha avanzado que entre las medidas de la futura PAC su departamento va apostar por incrementar el apoyo a la producción ecológica y asegurar las políticas de innovación en el sector, “manteniendo el apoyo a los grupos operativos ya los proyectos de innovación para que el sector avance”.

De igual modo, ha defendido la importancia de la estrategia LEADER a la hora de apoyar proyectos empresariales en zonas desfavorecidas y dinamizar el territorio para conseguir fijar población y atraer promotores que se afinquen en el medio rural.

“En Cantabria abogamos por la defensa de las zonas de montaña desde una vertiente diversa que incluye su tratamiento como zonas altamente sensibles al despoblamiento y la apuesta por inversiones que permitan fortalecer su tejido socioeconómico”, ha subrayado el consejero, quien se ha mostrado partidario de promover acciones que contribuyan a la diversificación de la economía rural, “facilitando el empleo y el mantenimiento de nuevos activos en el medio rural, comprometiendo a todos sus actores para movilizar el potencial rural en su totalidad”.

Jornadas sobre las aldeas

En el encuentro, que se celebra entre hoy mañana en varias localidades de Asturias (Villaviciosa, Llanes y Cabrales), también han participado, entre otros, el consejero de Medio Rural del Gobierno del Principado de Asturias, Alejandro Calvo; el secretario general para el Reto Demográfico del Gobierno de España, Francésc Boya, así como representantes de varios ayuntamientos asturianos y del Gobierno de Portugal.

El objetivo del encuentro es reflexionar sobre el papel que pueden jugar en la gestión del territorio las aldeas como estructuras urbanas que, a pesar de su actual declive, tienen potencial para mejorar la gestión del territorio rural, de la biodiversidad, del paisaje, de la producción comunitaria de energías renovables y de la producción local de singularidades gastronómicas de alto valor añadido.